¿Qué significa ¨feminine ecstasy¨?

Defino lo femenino, como lo material, todo lo que se puede percibir y sentir dentro y fuera, y que está en constante cambio. Dentro de este reino de lo femenino, incluyo las sensaciones, las emociones, los pensamientos y todo proceso físico. Y en aras de la claridad, defino lo masculino como el vacío atemporal, que contrasta y coexiste con todo lo que es femenino.

De este modo, lo femenino, aquí, es el cuerpo quien ofrece la experiencia sensorial, incluyendo todo aquello que puede ser percibido. En las tradiciones Vedanta, por ejemplo, se conoce como Shakti. Sin embargo, cómo lo nombramos es de poca importancia. Lo que importa, es la simple comprensión del concepto de que todo lo que es material es lo femenino.

Lo femenino ha sido demonizado, objetivado y reprimido durante milenios, no sólo sobre las mujeres, sino también sobre la selva tropical talada y arrasada, los océanos contaminados y agotados, animales torturados y asesinados; todo para nuestro consumo físico y entretenimiento.
Quizás sean nuestro profundo apego y profunda necesidad del mundo material justamente el origen de este profundo resentimiento que mostramos con él. Rechazamos nuestra naturaleza temporal en aras de lo incorpóreo, lo inmortal, tal como admiran las religiones del mundo. Sin embargo, ¿por qué lo material es menos sagrado que lo etéreo, si ellos se entrelazan como uno solo? Todo lo que es, lo femenino, y todo lo que no es, lo masculino, en unión – sagrado como un todo.
Este miedo y desprecio a lo material aprendidos, o como yo lo nombro, lo femenino, crea fricción y desconexión; dejándonos aislados y en una espiral, cada vez más profunda, de destrucción personal y colectiva en lugar de creación, y en una búsqueda obsesiva de escapar de ello mediante placeres sin alma.

Mi propósito es reverenciar de igual modo a lo material, al femenino, como hacemos con lo espiritual, lo inmaterial masculino. Mi ofrenda, crear un puente entre lo material y lo espiritual desconectados que nos ha sido falsamente impuesto; para que podamos, de nuevo, experimentar la unión sagrada de la conciencia encarnada.

Esta experiencia, que anhelamos y esperamos, ha sido descrita, una y otra vez, por místicos de diferentes tradiciones, como una explosión de placer y éxtasis enraizado.

EROTICISMO
Uso la palabra eroticismo para distinguirla de la palabra erotismo. Eroticismo, contiene la palabra Eros que es el Dios del amor.
Para mí, es cuándo encarnamos este amor en nuestro cuerpo consciente, que experimentamos la fuente creativa de la vida, llena de placer y en conexión con el todo. Es una experiencia que honra al otro, como expresión única y parte indisoluble, del amor y libertad que ya somos.
Veo el ‘eroticismo’ como un portal mágico para nuestro potencial creativo completo.