¿Sabes cómo despertar toda la fuerza que hay en ti sin necesidad de buscarla fuera?

Imagina que un día te levantas y puedes caminar, sin dudar, hacía lo que quieres, lo que sabes que es tuyo. Es más, también lo puedes verbalizar: puedes contar sin necesidad de esconder, quitar o añadir palabras, justamente aquello que necesitas expresar en el momento; lo que te guardabas. Y todo eso lo haces con confianza, sin apenas esfuerzo, sin costarte nada, sin necesitar la aprobación externa.

Imagina que un día te levantas y puedes elegir tu vida, poner límites y reconectar con lo que ya eres porque tienes las herramientas necesarias…

¿Te parece posible? Esta es la energía que habita en nosotros, que guardamos en lo más profundo de nuestro Ser; nuestra auténtica esencia, esa a la que tememos abandonarnos, la que nos conecta con lo que somos y con todo lo que nos rodea; y también la que se nos escurre entre los dedos, la que apenas alcanzamos, la que nos cuesta tanto sentir… Vivimos en una desconexión profunda de quienes somos. Aferrados a una identidad temporal que nos condiciona y huyendo de ese vacío que siempre está y al que tanto tememos y que llenamos constantemente con todo lo que podemos encontrar fuera de nosotros. Sin resultados porque nos sigue haya donde vayamos, no podemos escapar de él.

Estamos tan lejos de nuestra auténtica naturalez; esa que nos late y que nos lleva a fluir en la quietud, en la creatividad, en la fuerza.

Eso es precisamente lo que estoy trayendo: ese despertar a nuestra auténtica esencia.
La posibilidad de abrirte y descubrir que lo que estás buscado incansablemente no está fuera de ti, si no desde donde buscas.

La naturaleza de la mujer

La fuerza, el arrojo, la claridad, la confianza, estar presentes, el amor incondicional… Todo fluye en nuestro interior. Nuestra naturaleza vital, que yace dormida está ahí, esperando para conectarnos sin miedo. La connexion de la mujer con lo femenino, su ciclicidad, la sensualidad, su erotismo, la capacidad de sentir, de ver la belleza allá donde mires.

Y es ahí donde brota mi trabajo, mi ofrenda vital: ayudar a sentirnos completos reconociendo en nuestro interior las cualidades que nos aporta la energía de los elementos de la naturaleza –agua, tierra, fuego, aire-; un trabajo inspirador que ha alimentado a cientos de mujeres y hombres a vivir desde la confianza, la claridad y la seguridad que te da el reconocerte, el saberte, el desprenderte.

¿Cómo se conecta con ello?

Todo empieza con La madre

El movimiento, la expresión creativa a través de los elementos de la naturaleza nos brindan esa oportunidad, dejando ir, liberándonos del control para explorarnos y explorar a los otros desde nuestra esencia.
Todo empieza con la energía de La Tierra –que para mi no es otra que la Madre- la que nos hace pertenecer, reconocerla en nuestro interior es abrazar ese amor incondicional. Es sentirte segura, confiada, nutrida; caminar sostenida, sintiendo la tierra firme bajo tus pies y sin necesitar la aprobación externa, emprendas lo que emprendas.

Esto es lo que la energía de La Madre hace que fluya en ti: aprender a sostenerte en la vida sin sentirte abrumada por las emociones.

Qué nos ayuda descubrir La Guerrera

¿Sabes por qué muchas mujeres evitan enfadarse externamente? Históricamente hemos asumido, de alguna manera, que la mujer agresiva no tiene valor. Lo hemos heredado de nuestras bisabuelas. No hemos aprendido a gestionar nuestro enfado, nuestro derecho a mostrar nuestra individualidad; y nos hemos desconectado de él en su totalidad. Sin ser conscientes de que es ahí donde reside nuestra fuerza para marca nuestros límites, proteger lo que somos, y afianzarnos con seguridad en pro de nuestras empresas.

Pues existe otra forma de coger esa ira, esa pasión y en lugar de reprimirlas hasta que se encharquen, elevarlas y convertirlas en nuestra verdadera fuerza.

La mujer que cultiva la energía de la guerrera es interdependiente, capaz de expresar sus necesidades y de poner esa energía al servicio de lo que le importa, sin verse coartada por lo que los demás desean. Siente la libertad de decidir por ella, sin temor.

Durante el taller de La Guerrera, convertimos esa pasión en nuestro auto valor, en nuestro coraje. Conectamos con nuestra capacidad de elección, protegiendo nuestro propósito para alcanzar nuestras metas, a través de un elemento vital: el fuego.

Cuando reconectas con La Amante

Conecta con el poder creativo de la belleza que ya está en ti y fluye a través de tu sensualidad. La amante es belleza, es creatividad, es movimiento, es sentir y sentirte… Es la conexión profunda con la naturaleza, con el otro y contigo. Como su elemento, el agua, nos permite fluir, limpiando y transformándonos.

Esta reconexión con la energía de la Amante nos abre a la intimidad con nosotras mismas, a vivir desde el placer, a conectarnos con la profundidad de lo que sentimos.

La chamana

Y llegar a la esencia de nuestro misterio, abriendonos a esta energía que nos permite experimentar la conexión con lo invisible desde nuestro propio entendimiento. Y así llegar a algo más grande de aquello que somos capaces de ver, tocar o probar.

La Mujer Entera

Cada uno estos eventos vivenciales conforman el ciclo iniciático de La Mujer Entera; exploración apasionante sobre el despertar femenino, en el que Elisabeth nos abre el camino para desnudarnos enteras y volver a vestirnos con las prendas de nuestra autentica existencia.

Un proceso profundo y apasionado que ha contribuido a que mujeres encuentren el valor necesario para retomar sus vidas, tomar sus decisiones y desarrollar su expresión creativa, expandiéndolo y expandiéndose.

¿Quién es Elisabeth Serra?

Elisabeth Serra, mujer, creativa, artista expresiva, psicoterapeuta y facilitadora de un entorno inspirador para sembrar en el interior de toda mujer y hombre su capacidad para creer y crear desde su esencia, sin necesidad de hallar constantemente fuera lo que nos aflora de manera natural en nosotras.

Esta es su ofrenda; una labor que comenzó hace más de 20 años en el Reino Unido, y con el que ha dado la vuelta a medio mundo, ayudando a cientos de mujeres y hombres a sentirse afianzad@s y conectad@s con su verdadera feminidad/ masculinidad

“Cuando era joven, pasé nueve años en la India; allí me sumergí inicialmente en las enseñanzas del budismo tibetano para luego seguir con mi propio camino de autodescubrimiento, encontrándome con una variedad de formas y caminos que me siguen apoyando en mi regreso a casa”.

Graduada con un Máster como terapeuta de Psicosíntesis, Elisabeth Serra fue cofundadora, junto con su ex compañero, Mark Josephs, del movimiento Social Alchemy para apoyar el despertar del recuerdo de nuestra naturaleza esencial y conocimiento innato. Durante dos décadas, ofrecieron diversos programas en Europa y EE.UU. enfocados a trabajar todo lo que nos distrae de nuestra esencia para lograr así prosperar en intimidad y libertad, con los demás y con nuestro entorno.

Fruto de esta labor de autoconocimiento compartido nace Feminine Ecstasy, como un camino de autoexpresión creativa, corporal y vital, que pone de manifiesto todo el potencial de la mujer y también del hombre.

Elisabeth Serra imparte eventos vivenciales además de enseñar los movimientos de la antigua danza de meditación tántrica Shiva-Shakti, diseñada para despertar y encarnar las diferentes caras de lo femenino –tanto en mujeres como en hombres-, y devolvernos a nuestra naturaleza extática y esencial.

Para más información:
www.feminineecstasy.com
@the feminine_ecstasy

Listen Elisabeth on SoundCloud

Calendario

Escucha la propuesta de Elisabeth y ponte en contacto para concretar una cita.