Bienvenid@

 

En todos nosotros habitan tanto la energía femenina como la masculina. En las antiguas tradiciones védicas la femenina se comonce como Shakti y la masculina como Shiva.

Read more...

Shakti lo femenino, es el cuerpo , que nos permite tener experiencia sensorial, todo lo que se puede percibir y sentir dentro y fuera Está en constante cambio. Dentro de este reino de lo femenino, incluyo las sensaciones, las emociones, los pensamientos y todo proceso físico.

Y en aras de la claridad, defino lo masculino como el vacío atemporal, que contrasta y coexiste con todo lo que es femenino.

Como digo en la tradición védica es nombrado como Shakti, sin embargo, cómo lo nombramos es de poca importancia.

Lo que importa, es la simple comprensión del concepto de que todo lo que es material es lo femenino.

Durante siglos lo femenino ha sido demonizado, objetivado y reprimido . No sólo sobre las mujeres, sino también sobre la selva tropical talada y arrasada, los océanos contaminados y agotados, animales torturados y asesinados; todo para nuestro consumo físico y entretenimiento.

Quizás sean nuestro profundo apego y profunda necesidad del mundo material justamente el origen de este profundo resentimiento que mostramos hacia él.

Rechazamos nuestra naturaleza temporal en aras de lo incorpóreo, lo inmortal, tal como admiran las religiones del mundo. Sin embargo… ¿por qué lo material es menos sagrado que lo etéreo, si ellos se entrelazan como uno solo? QUIERO MOSTRARTE * Todo lo que es,( lo femenino), y todo lo que no es, (lo masculino), en unión sagrada, como un todo.

El miedo y desprecio aprendidos a lo material ,( o como yo lo nombro, a lo femenino), crea fricción y desconexión, dejándonos aislados y en una espiral, cada vez más profunda, de destrucción personal y colectiva. Y en una búsqueda obsesiva de escapar de ella mediante placeres sin alma.

Mi propósito es reverenciar de igual modo a lo material, a lo femenino, como hacemos con lo espiritual, lo inmaterial masculino.

Mi ofrenda es crear un puente entre lo material y lo espiritual desconectados para que podamos, de nuevo, experimentar la unión sagrada de la conciencia encarnada.

Esta experiencia, que anhelamos y esperamos, ha sido descrita, una y otra vez, por místicos de diferentes tradiciones, como una explosión de placer y éxtasis enraizado.

 

Eroticismo

 

Uso la palabra eroticismo para distinguirla de la palabra erotismo. Eroticismo, contiene la palabra Eros que es el Dios del amor.

Para mí, es cuándo encarnamos este amor en nuestro cuerpo consciente, cuando experimentamos la fuente creativa de la vida, llena de placer y en conexión con el todo. Es una experiencia que honra al otro, como expresión única y parte indisoluble, del amor y libertad que ya somos.

Veo el ‘eroticismo’ como un portal mágico para nuestro potencial creativo completo.

Me veo a mi misma como

«un puente entre opuestos»,

acompañándonos

en el redescubrimiento de la profundidad del ser,

para que podamos traer

nuestros únicos dones a este mundo hambriento.

– Elisabeth Serra –

Shiva Shakti

Esta antigua danza tántrica nos abre un portal para RECONECTARNOS nuevamente con la profundidad de nuestro ser sentido desde el cuerpo.

Awakening Woman – Greece –

Te ofrecemos un viaje inolvidable a tus sueños más salvajes; a la mujer que vive dentro de ti cuando nadie te mira … (sólo en inglés)

Un viaje de auto-preparación

Preparándote para acompañar e inspirar a otr@s a entrar en intimidad con su propio despertar femenino desde tu don. Para hacer este curso es requisito haber completado el viaje de «Despertar a ser mujer». 

El despertar a ser mujer– Barcelona –

Te ofrecemos un viaje inolvidable a tus sueños más salvajes; a la mujer que vive dentro de ti cuando nadie te mira … (sólo en español)

Libertad íntima

Curso de tres niveles compuesto de Romance en la oscuridad para remodelar sus relaciones, encarnar el amor y la relación erótica

Encarnando el amor, el poder de la intimidad

Grupo virtual. La esencia de esta propuesta es encarnar y ser el amor que ya somos; y abrir y sanar nuestras relaciones.

Testimonios

«El Despertar a ser Mujer para mi ha sido un viaje de transformación profunda»

El Despertar a ser Mujer para mi ha sido un viaje de transformación profunda. ahora puedo vivir anclada en lo que auténticamente yo soy. y tengo el acompañamiento de una red de mujeres que han hecho el viaje conmigo.

Cristina Chiva

«Me sumerjo en olas de paz y amor, sintiéndome libre y completa.»

Bailar Shiva-Shakti es para mí el espacio donde desaparece el cansancio, donde me regenero energéticamente. El movimiento se pone al servicio de la vibración y de la conexión con mi esencia y con el cosmos. Me supone sentirme en casa, percibir como mi mente baja el volumen e, incluso a momentos, cómo se calla por completo. Me sumerjo en olas de paz y amor, sintiéndome libre y completa.

Núria Ferrando

«Elisabeth y su presencia ha sido una gran inspiración»

Para mi el viaje ha significado un reencuentro con todas mis energías, de tierra, fuego, agua, hacer con lo que me pasa. Elisabeth y su presencia ha sido una gran inspiración para mi y una guia en todo este proceso así como la relación y la intimidad que se ha creado con las mujeres que hemos compartido el viaje y que ahora seguimos caminando juntas acompañándonos.

Maribel

«Elisabeth me ofrece un mapa para llegar hasta mi.»

El viaje con Elisabeth ha sido y está siendo un recordar constante, volver a mi… Reencontrarme, reconocerme, responsabilizarme. Elisabeth me ofrece un mapa para llegar hasta mi. Y unas herramientas para poder volver, volver una y otra vez… a casa.

Belén

«El viaje Iniciático para mi ha sido el viaje de niña a mujer»

El viaje Iniciático para mi ha sido el viaje de niña a mujer. Caerme de la mente, y en el vacío, donde existen todas las posibilidades, nacer a un yo más placentero, gozoso y creativo. Recuperar lo que ya era. Encarnarme mejor. Ha sido el viaje más retante y bello que he hecho nunca. Y me ha regalado otra manera de estar en este mundo. Gracias Elisabeth, por tu apasionada entrega en el despertar de la mujer. Mi alma estará siempre agradecida.

Laura