"Seguir el camino prohibido
es encontrarse cara a cara con lo que más anhelamos y lo que más tememos.
Es desenredar pétalo por pétalo, lágrima a lágrima, rabia a rabia
aquello que ha sido siempre nuestro derecho de vida~
nuestro cuerpo intuitivo y su naturaleza de placer,
que sabe y siente y se mueve libremente
mientras crea su propia y única coreografía.

More
Close

"Seguir el camino prohibido
es encontrarse cara a cara con lo que más anhelamos y lo que más tememos.
Es desenredar pétalo por pétalo, lágrima a lágrima, rabia a rabia
aquello que ha sido siempre nuestro derecho de vida~
nuestro cuerpo intuitivo y su naturaleza de placer,
que sabe y siente y se mueve libremente
mientras crea su propia y única coreografía.


¿Y si vivir es abrazar nuestra muerte, encontrarse cara a cara
con cada mínima separación en la gran red de la vida?
¿Y si amar es dejar de buscar fuera?
¿Qué pasaría si esta vez nos dejamos caer profundamente en nuestra respiración, nuestra sangre, nuestros huesos, nuestra carne;
para encontrar ahí, en el sagrado recipiente que es nuestro cuerpo, el vívido éxtasis
que nos revela la Belleza que respira,
la Belleza que anhelamos,
la Belleza que somos?

Te doy la bienvenida hermano, hermana.
Te doy la bienvenida, familiar desconocido,
a beber de tu pozo, y recordar… recordar
para que podamos, de nuevo, contemplar y cuidar aquello que más amamos ~
nuestra vida, nuestro amor, nuestra libertad."

Elisabeth Serra